Puebla: Finge Secuestro Para Seguir la Parranda

En un insólito caso de extorsión, un joven de 21 años, Ricardo N., fingió su secuestro en la capital poblana. Su objetivo era extorsionar a su madre y obtener 200 mil pesos. La Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla logró localizar al joven en buenas condiciones, tras más de dos semanas de investigaciones.

La denuncia y el video

El jueves 30 de mayo de 2024, la FGE de Puebla recibió una denuncia de una madre angustiada. La mujer había recibido un video por WhatsApp, en el que se veía a su hijo con los ojos cubiertos y un trapo en la boca. El video sugería que Ricardo N. estaba en grave peligro.

La llamada extorsiva

Al día siguiente de recibir el video, una persona desconocida contactó a la madre del joven. Le exigieron 200 mil pesos por la liberación de su hijo de 21 años. La situación era desesperante, y la madre recurrió inmediatamente a las autoridades.

Respuesta de las autoridades

La FGE de Puebla actuó rápidamente. Se asignó a la madre un asesor en el manejo y control de crisis para apoyarla emocionalmente durante este difícil momento. Paralelamente, agentes investigadores comenzaron a trabajar en la localización del joven desaparecido.

Localización del joven

Gracias a las diligencias realizadas por los investigadores, el sábado 1 de junio la supuesta víctima fue localizada en Santiago Momoxpan. Ricardo N. fue encontrado sano y salvo y fue entrevistado ante la autoridad ministerial para aclarar los hechos.

La confesión

Durante la entrevista, Ricardo N. cayó en diversas contradicciones. Finalmente, confesó que había simulado su secuestro con la ayuda de sus amigos. El objetivo era obtener dinero para continuar consumiendo alcohol en la capital poblana.

Repercusiones y análisis

Este incidente pone en evidencia la desesperación y las acciones extremas a las que pueden llegar algunos jóvenes. La FGE de Puebla continúa investigando para determinar las responsabilidades legales y las posibles consecuencias para Ricardo N. y sus cómplices.

Conclusión

El caso de Ricardo N. y su falso secuestro en Puebla es un recordatorio de la importancia de la comunicación y el apoyo familiar. Las autoridades deben seguir trabajando para prevenir este tipo de situaciones y ofrecer orientación a los jóvenes en riesgo. La Fiscalía General del Estado de Puebla demostró su capacidad de respuesta rápida y eficiente, resolviendo un caso complicado en poco tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *